lunes, 25 de mayo de 2015

Orden y Progreso (y Turismo)

Poco y nada se conoce sobre Francisco Pascasio Moreno. Y pareciera mentira que haya sido el pionero del Turismo en la República Argentina. Puesto que tiene que ver con que el Dr. Moreno creó los Parques Nacionales, cuya Dirección (D.P.N.), por Decreto Nº 12.380 (1943), se convirtió en la primer institución del Estado en responsabilizarse por las actividades relacionadas al turismo. Claro que en aquel entonces, el turismo no estaba tan constituido como lo es hoy en día.


Sin embargo, Francisco Moreno tuvo un rol importante, ya que fue enviado a recorrer la desierta Patagonia, que más tarde se incorporaría a nuestro país, y que produciría litigios entre los dos países que pretendían las tierras (Argentina y Chile).
En el libro de Roberto Hosne “Francisco Moreno; una herencia patagónica desperdiciada”, se explica con lujo de detalle la vida y obra del Dr. Moreno. La obra mencionada comienza con el crecimiento de Moreno, en una Argentina que;
-Estaba tratando de constituirse como Estado,
-Buscaba ampliar las comunicaciones, fundamental para todo tipo de viajes,
-Trataba de erradicar el analfabetismo, a través del fomento educacional.
En fin, en el marco del “Largo camino al Orden y el Progreso”, creció Francisco Moreno.

En sus viajes, mantuvo cierta afinidad con los pobladores indígenas, pese a que ello fuese cuestionado por el Estado Argentino; fue convocado para la delimitación de la frontera Argentino-Chilena en la Patagonia, una tarea diplomáticamente difícil; y creó el Museo de Ciencias Naturales de La Plata, donde se alojan diversos fósiles que encontraba en sus viajes.

Posiblemente, el autor de la obra referida haya hecho bien en titular “…una herencia patagónica desperdiciada”, porque Moreno perdió la potestad por sobre la tierra que exploró, sencillamente, en el afán de impedir que se invada descaradamente este territorio paradisíaco, y se extermine toda una población nativa, solo para obtener un territorio, que al día de hoy no posee demasiado uso, más que para extraer petróleo, o para brindarle al país el carácter turístico de “Austral”, por lo que dicen que somos del “Fin del Mundo”.
Pero como país turístico, aún no hemos perdido nuestro costado de compromiso social, porque en muchos casos, se ha podido adaptar la infraestructura y el equipamiento turísticos, de modo tal que no perjudique a los pueblos nativos.

Y como habíamos dicho, de aquí nace el Turismo, a través de la Dirección de Parques Nacionales. Luego, las actividades relacionadas con el Turismo se trasladarán de ministerio en ministerio, y pasarán por diversas secretarías; siempre en un segundo plano, incluso con leyes que regulaban su actividad, y planes en beneficio de las clases sociales medias y bajas.
Recién en 2010, se inaugurará el Ministerio Nacional de Turismo, cuyo objetivo es continuar el fomento del Turismo, sin perder la noción del compromiso social.
Y es por ello que, aún cuando nos parezca cuestionable el concepto de "Orden y Progreso", recomiendo tomar el último término. Porque el turismo siempre busca "progresar".

Donde hay progreso, hay turismo. Donde hay turismo, hay futuro.